¿Corto o largo plazo? Descubre la mejor opción para tu contrato de arrendamiento

Al considerar la inversión en propiedades de alquiler, una de las decisiones más cruciales es elegir entre rentas por corto o largo plazo. Cada opción ofrece beneficios y desafíos únicos, especialmente en un mercado diverso como el colombiano. Este blog te guiará a través de las características de cada tipo de arrendamiento, ayudándote a determinar cuál es la mejor opción para tus necesidades y objetivos.

 

Rentas por Corto Plazo, generalmente definidas como alquileres que duran desde unos pocos días hasta algunos meses, son altamente populares en áreas turísticas y grandes ciudades de Colombia, como Bogotá, Medellín y Cartagena. Este tipo de alquiler son ideales para viajeros, ejecutivos en viajes de negocios y turistas, ofreciendo una flexibilidad considerable tanto para el arrendador como para el inquilino. Una gran ventaja es que puedes obtener una renta superior en comparación con los arrendamientos a largo plazo debido a precios diarios o semanales más altos, pues estos precios fluctúan de acuerdo a la oferta y la demanda de las propiedades y también de la zona en la que se encuentren ubicados. Este tipo de renta, requiere un manejo activo desde la limpieza hasta el manejo de las reservas y la atención constante con el cliente.

Por otro lado, las rentas por largo plazo, que típicamente involucran contratos de mínimo un año o más. Este tipo de rentas son mayormente escogidas por familias y por profesionales que buscan estabilidad en ciudades y suburbios. Estos contratos proporcionan una fuente de ingresos constante y reducen la frecuencia de las tareas de gestión mencionadas anteriormente. Al momento de optar por una renta a largo plazo, se reducen los esfuerzos en la administración del inmueble una vez el huésped quede establecido. Un factor que se debe tener en cuenta en este tipo de contratos es que salir de un huésped problemático puede ser complicado, prolongado y muchas veces muy tedioso.

La elección entre rentas por corto y largo plazo depende en gran medida de tus objetivos como propietario, la ubicación del inmueble y tu capacidad para gestionar los diferentes requerimientos de cada tipo de arrendamiento. Si buscas flexibilidad y potencial de ingresos elevados, y estás dispuesto a involucrarte en una gestión más activa, las rentas por corto plazo pueden ser ideales. Por otro lado, si prefieres la estabilidad y una gestión menos intensiva, considera las rentas por largo plazo.

¿Listo para tomar la mejor decisión para tu propiedad en Colombia? En Reenti te ayudamos a evaluar tus opciones y a gestionar tu propiedad de manera efectiva, maximizando tus retornos y minimizando tus esfuerzos. ¡Contáctanos hoy para saber más y comenzar tu viaje en el arrendamiento con confianza!

Join The Discussion

Compare listings

Compare